Sello mecánico

Sello mecánico

Un sello mecánico es un dispositivo de sellado consistente en dos anillos en contacto axial a través de sus caras anulares, uno estacionario, fijo a la carcasa de la bomba, y el otro giratorio, solidario con el eje de rotación de la misma. Este contacto se produce sobre las caras axiales mecanizadas con una gran precisión en cuanto a su planitud y un excelente acabado superficial (muy baja rugosidad). Aún siendo un sistema que no debe gotear bajo un funcionamiento normal, el sello mecánico no es un dispositivo de sellado totalmente estanco, puede gotear unos pocos centímetros cúbicos al día que se evaporarán o transportarán con el líquido sellador. El sello mecánico precisa generalmente de refrigeración externa para eliminar el calor generado por la fricción de una cara sobre la otra aunque, dependiendo del material con las que se fabrican ambas, existen sellos mecánicos libres de refrigeración.

Existen diversos tipos de sellos mecánicos según la aplicación. El sello mecánico simple no equilibrado se utiliza principalmente para líquidos limpios o apenas contaminados. El diseño estándar posee un único muelle que presiona ambos anillos de cierre entre sí, podemos igualmente encontrar diseños con múltiples muelles. Se dice que el sello es no equilibrado o no compensado cuando, a la fuerza del muelle, debemos añadir la fuerza generada por la presión del liquido bombeado y que se ejerce en la cámara de sellado sobre la cara trasera del anillo giratorio.

Por su parte los sellos mecánicos compensados o equilibrados son aquellos en los que se elimina el esfuerzo ejercido sobre el anillo giratorio, producto de la presión de sellado de la bomba.

Dependiendo igualmente de la aplicación, podemos encontrar sellos mecánicos dobles. Estos poseen en su interior dos sellos orientados espalda con espalda, es decir, un doble juego de anillos. Son selloss, normalmente con conexión para agua de refrigeración, utilizados en aplicaciones críticas en las que es necesario un sellado muy preciso.

Las ventajas del sello mecánico son su precisión de sellado, prácticamente sin fuga y su bajo mantenimiento, limitado simplemente a una revisión periódica para detectar fugas del líquido bombeado. Estas fugas nos indicarán cuando debemos cambiar un sello mecánico para poder regenerarlo una vez fuera mecanizando sus caras de cierre. Uno de sus inconvenientes es su coste, que nos limitará su uso sólo para aquellas aplicaciones que realmente lo requieran aunque debemos tener en cuenta que la instalación de sellos mecánicos en el conjunto de bombas centrífugas supondrá un ahorro sustancial en material de empaquetadura, horas de empaquetado, reapriete de empaquetaduras, etc.

Pista estacionaria: Carburo de Silicio, Carburo de Tungsteno, Carbón, Cerámica, Chox, Metal, Aporte Stellite.
Pista rotativa: Carburo de Silicio, Carburo de Tungsteno, Carbón, Cerámica, Metal, Aporte Stellite.
Elastómeros: Nitrilo, Etileno Propileno, Vitón®, Kalrez®, Fep®, Ptfe, Aflax®, Silicona, Cloropreno.

Tipos de sellos mecánicos
Sello mecánico tipo cartucho
Sello mecánico fuelle metálico
Sello mecánico multiresorte
Sello mecánico monoresorte
Sello mecánico de bomba sumergible